RUINAS DE HUANCHACA

Abril 1st, 2015 | by admin
RUINAS DE HUANCHACA
Turismo
0
Las ruinas de la ex Compañía Minera Huanchaca, cuyas actividades productivas finalizaron en 1902, representan uno de los símbolos de nuestra identidad minera y un ícono patrimonial que ha proyectado a Antofagasta hacia todos los rincones del orbe.
 
Ubicada en el sector sur de la ciudad, se le conoce como “Ruinas de Huanchaca”, monumento histórico desde 1974 el cual fue parte de la vida productiva de una de las más importantes fundiciones de plata que tuvo la provincia hacia finales del siglo XIX y de trabajo para cientos de personas de Antofagasta.
 
Propiedad de la Compañía Minera de Huanchaca de Bolivia de capitales extranjeros (chilenos- ingleses) y bolivianos, y desde el cese de sus actividades comerciales en 1902, el deplorable estado de lo que fue la fundición y parte del atractivo urbano de la Antofagasta contemporánea, fue una preocupación para Corporación PROA por aumentar el valor histórico de estos vestigios, por lo que en 1993 la institución manifiesta su preocupación por el monumento a la Universidad Católica del Norte quiénes son los responsables de la mantención de éste. Al no haber respuesta, se envía otra carta en marzo de 1994 a la casa de estudios superiores.
 
Fue en julio del mismo año cuando mediante enormes gestiones realizadas, Corporación PROA firma un convenio con la UCN para poder rescatar este monumento histórico. Ambas instituciones se comprometen al rescate de esta estructura por el enorme valor patrimonial, turístico, cultural e identitario que simbolizan las “Ruinas de Huanchaca” y potenciar estos valores en la comunidad antofagastina.
 
Pese al entusiasmo y al compromiso adquirido, Corporación PROA se dio cuenta que para revitalizar este monumento era necesario realizar profundos cambios en el entorno. Por ello, viendo el estado en que las ruinas se estaban transformando en un micro basural, la institución solicitó en agosto de 1994 la autorización al Consejo de Monumentos Nacionales para intervenir en la infraestructura y realizar aseo en ellas. En noviembre del mismo año, se acepta que Corporación PROA realice las mantenciones necesarias.
 
Fueron varias las empresas quienes colaboraron en aquella oportunidad con PROA en la mantención del monumento: Train, Monterrey, SILPA, TRAMACA, Transportes Molina, Arantzasú, ESSO, COPEC y Hotel Antofagasta. El trabajo conjunto de estas instituciones y el apoyo de sus trabajadores y cientos de voluntarios lograron remover más de 3000 mil metros cúbicos de basura que se encontraban en las inmediaciones y en las estructuras de las ruinas.
 
Luego de dos años desde los trabajos de aseo y como una medida de comenzar afianzar las Ruinas de Huanchaca a la comunidad, Corporación PROA, Universidad Católica del Norte, Gobierno Regional (GORE) y la Ilustre Municipalidad de Antofagasta convocaron a un concurso nacional de anteproyectos y propuesta urbanística para la recuperación de este espacio. La iniciativa que contó con el patrocinio del Colegio de Arquitectos de Chile y el Consejo de Monumentos Nacionales tuvo una amplia acogida entre los cientos de trabajos participantes. En septiembre del mismo año, el trabajo de Ramón Coz y Asociados fue el ganador del concurso.
 
En noviembre del año 2000, la firma ganadora del concurso de anteproyectos sellan el contrato definitivo para comenzar los trabajos definitivos de las Ruinas de Huanchaca con la comisión organizadora del proyecto. Un año después, se entrega la primera etapa a la comunidad denominado “Restauración y Puesta en Valor del Monumento Nacional Ruinas de Huanchaca” en junio del 2001.
 
Las Ruinas de Huanchaca hoy son un lugar de encuentro para la cultura, las artes y el rescate patrimonial que recuerdan lo colosal que fue la historia de nuestra ciudad en tiempos pretéritos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *